Filosofía kaf

Producto


Un producto es cualquier cosa que se puede ofrecer en un mercado para su atención, adquisición, uso o consumo y que podría satisfacer un deseo o una necesidad, según lo define Philip Kotler en su libro “Fundamentos de marketing”.
Pero ya desde su etimología romana, productus, entendemos que no solo es la cosa producida sino también el caudal que se obtiene de algo que se vende, o el que ello reditúa.
Siempre hemos actuado de la misma manera, y nuestros viejos clientes nos conocen, uniendo las anteriores definiciones, ofreciendo productos (servicios) que devienen en producto (beneficio).
Si usted decide estar presente en internet, y al término de un año, ni siquiera ha recuperado la inversión en dominio, hosting y diseño, huya! aléjese! pero no de internet, sino de la “empresa” a la que confió su desarrollo on line.
Pregúntese si alguna vez le hablaron de su producto (el beneficio de usted), o solo de sus productos (los que ellos pretendieron venderle).
Por eso nosotros primero le preguntamos qué necesita al tener su sitio web, qué pretende de su imagen virtual, cuál es su ambición para invertir en internet y en nosotros. Dependiendo de sus respuestas usted puede obtener Productos K, o no. Porque ser nuestro cliente es un privilegio que hay que saber ganar.

 

Productos K (léase productos kaf)

 

La letra K proviene de la kaf fenicia y tiene como significado “mano”. Así era representada originalmente en los jeroglíficos egipcios, como una mano en forma de cuchara, y de allí la tomaron los fenicios al desarrollar el alfabeto primitivo que antecede al que ahora utilizamos.
Es una mano tendida, que puede dar, y también recibir. Sintetiza nuestra filosofía: dispuestos a ofrecer nuestros conocimientos y productos, para que los reciba quien los merezca; dispuestos a demandar un producto a nuestro cliente, acorde a lo que merecemos.

 

@ + k (léase ad-kaf ó ar-kaf, “en mano”)

 

Nuestro logo une dos signos de actualidad: una k revitalizada en su uso en la escritura de los jóvenes rodeada por la arroba que hoy identifica el mundo virtual.
Ya vimos la antigua kaf, y en la Edad Media, la arroba significaba “en” (del latín ad y del inglés at) y también una medida de masa árabe, ar-rub, la cuarta parte de un quintal (25 libras). La primera representación conocida de la @ proviene de un escrito comercial del siglo XV, y en ese sentido la seguimos utilizando en nuestro logo, para dar a entender que comercialmente le damos una mano a nuestros clientes.
Su color es #CC0033, el carmesí, un color rojo profundo, fuerte, combinado con algo de azul (del latín medieval kermesinus).

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.